Madrid Arena (3). La preparación del evento. Las relaciones entre Madridec, Seguriber y Kontrol 34 con Diviertt.

facturas-noche-halloween-620x349

IMAGEN DE WWW.ABC.ES

Toda la información que ha servido para realizar este escrito está extraída única y exclusivamente del texto de la Sentencia publicada en  www.poderjudicial.es

Ver los anteriores

En la fecha que ocurrieron los hechos “Madrid Espacios y Congresos, SA” (Madridec) era una sociedad mercantil municipal dentro de cuyo objeto social se encontraba tanto el arrendamiento de los bienes inmuebles adscritos a la sociedad- entre los que se incluía el Madrid Arena- como la organización, dirección, producción y administración de eventos y en ejercicio de dichas actividades se celebraban, de manera habitual, numerosos eventos de diferentes tipos en dichos inmuebles.  Uno de los organizadores o promotores que habitualmente realizaba eventos con Madridec en el Madrid Arena y otros del Recinto Ferial era Miguel Ángel Flores, a través de la sociedad Diviertt.

La relación de negocio entre Madridec y Diviertt venía de tiempo atrás, puesto que Diviertt había celebrado casi 30 eventos en el Madrid Arena y otros recintos de la Casa de Campo. Como consecuencia de esta larga relación comercial existía un contrato de exclusividad temporal con Diviertt (no era el único cliente que lo tenía) y consistía en que un mes antes y un mes después del evento otras empresas no podían realizar en el mismo recinto un evento de las mismas características. También se le realizaba un descuento especial. 

Como consecuencia la preparación de eventos se hacía de una manera rutinaria, todo se preparaba “como siempre” con modelos para el contrato o para las comunicaciones de los datos del evento y, afirma la Audiencia Provincial, por la sucesión de eventos ya realizados se había relajado el control, se dejaban de hacer reuniones preparatorias o se adoptan menos medidas que en otros,  “con una preparación del evento algo descuidada y en cierta manera también algo precipitada” firmándose el contrato solamente cinco días antes de su celebración. 

Entre la documentación que hay en la causa consta un correo del departamento financiero en el que advierte que Diviertt tenía pendientes de cerrar algunos eventos y considera que no se les debe dejar entrar hasta que cumpla sus compromisos anteriores expresando cuáles eran los importes que se encontraban pendientes de abonar.  Por las testificales se confirma que Diviertt tenía deudas con Madridec “era buen cliente, pero siempre había problemas con el tema de los pagos”  El importe de estas deudas se condonaban porque Miguel Ángel Flores solicitaba reducción de los costes adeudados alegando fallos en el transcurso del evento (como que no había funcionado el aire acondicionado) y así se aceptaba por Madridec.

Madridec contrataba la prestación del servicio para la protección y seguridad del Recinto Ferial de la Casa de Campo mediante concurso público, habiéndosele adjudicado a Seguriber. Una vez acordada la celebración de un evento Madridec elaboraba una operativa de seguridad que tenía que realizar Seguriber y que “se vendía al cliente” (en este caso Diviertt)  ya que el cliente era quien abonaba el gasto derivado de la misma.

Se manifiesta en el juicio oral que los clientes siempre quieren reducir costes del Plan propuesto por Madridec.  Miguel Ángel Flores interesó una reducción del número de vigilantes y perros, cambiándose la operativa  de seguridad inicialmente propuesta.  En base a esa nueva operativa se elaboró por Seguriber el plan de vigilancia que fue aprobado por Madridec y trasladado por éste a Diviertt.

Seguriber siempre se encargaba en los eventos de la seguridad exterior, “lo que ocurre es que en algunas ocasiones ellos se ocupan también de la seguridad interior durante el evento y en otras no”.  Un testigo manifiesta que desde el primer evento realizado con Diviertt siempre ha aparecido como seguridad interior, como controladores de acceso o como auxiliares, Kontrol 34.  Kontrol 34 es la empresa que hacía los eventos en el Madrid Arena que organizaba Diviertt”

Obviamente, Diviertt en aquella ocasión también contrató a la empresa Kontrol 34 para el servicio de orden. Cabe destacar que el personal seleccionado (todos habilitados como controladores de acceso) por Kontrol 34 era directamente contratado por Diviertt.

Así la cosas Seguriber solo tenía dentro del evento a 6 vigilantes y además realizaba la seguridad exterior (32 vigilantes), el resto lo complementaba Diviertt con el personal que le había proporcionado Kontrol 34.

Sobre las funciones de “seguridad exterior e interior” que realizaba Seguriber y las funciones que realizaban los trabajadores seleccionados por Kontrol 34 hablaré en el siguiente post.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑