Las consecuencias de un cacheo mal realizado. Responsabilidad de la empresa organizadora del evento en caso de altercado.

Estos días corre de manera viral el video de un ¿vigilante de seguridad? que efectúa el cacheo y requisa de entrada a un evento de una manera…poco rigurosa…por no decir otra cosa.

¿Puede tener algún tipo de consecuencias esta desidia en la forma de realizar su trabajo? Pues sí.  Además de las consecuencias – laborales y administrativas- que puedan derivarse para un vigilante de seguridad realizar su tarea de esa manera, la empresa donde se está prestando ese servicio – la titular u organizadora de la actividad-  puede llegar a tener responsabilidad civil si ocurre algún tipo de acto delictivo por culpa de que no se efectuó la requisa correspondiente de las armas u otros objetos peligrosos.

El artículo 120.3 del  Codigo Penal indica que son también responsables civilmente, en defecto de los que lo sean criminalmente:

3.º Las personas naturales o jurídicas, en los casos de delitos cometidos en los establecimientos de los que sean titulares, cuando por parte de los que los dirijan o administren, o de sus dependientes o empleados, se hayan infringido los reglamentos de policía o las disposiciones de la autoridad que estén relacionados con el hecho punible cometido, de modo que éste no se hubiera producido sin dicha infracción.

En cuanto a que las empresas que organizan espectáculos públicos o actividades recreativas son responsables de los daños que se produzcan a los que en él participen o lo presencien o a otras personas si esos daños son imputables por imprevisión, negligencia o incumplimiento, en el caso que no se adopten las medidas de seguridad necesarias puede nacer esa responsabilidad civil.

En la Sentencia del Tribunal Supremo de 8 de septiembre de 2005 se condena a CAM MANAGEMENT SL como responsable civil subsidiaria de un delito de homicidio que sucedió en el transcurso de un concierto. El Tribunal considera que “no cabe duda que el hecho de autos se produjo porque el personal de vigilancia y seguridad contratado para el control de los accesos al recinto del concierto no acertó a impedir el porte del arma blanca, utilizada por el homicida, prohibida para el público” 

Así pues, ponedle las cosas fáciles al vigilante de seguridad que os cachee. Está haciendo su trabajo, por la seguridad de todos.

 

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑