Compañero, pon un criminólogo en tu vida

Me puse a estudiar criminología unos años después de acabar Derecho, cuando aún no existía la Licenciatura. Por eso, y ante el anuncio de su creación dejé el título propio que estudiaba y esperé para poder empezar de cero y obtener el título de Licenciada en la  Universitat de Barcelona.

Me entusiasmó lo que me enseñaron, pocas veces he disfrutado tanto en el aula como alumna. Así fue como confirmé mi vocación, pero yo entonces tenía centrada mi carrera profesional en la abogacía (penal, menores, violencia de género, penitenciario, seguridad pública y privada…)  y por lo tanto lo que hice fue incorporar todo lo que aprendí a mis escritos, a mis recursos, a mis informes finales en las vistas.

Solo desde la criminología puedes dar una explicación de porqué una víctima no quiere denunciar a su agresor o incluso le justifica y perdona,  de porqué un testigo protegido el día del juicio se desdice de lo denunciado inicialmente, de la necesidad de esa mampara entre víctima y denunciado,  de las dificultades de la identificación en rueda de reconocimiento  bajo determinadas circunstancias, justificar porqué es más oportuno unos trabajos en beneficio de la comunidad que una pena de privativa de libertad, etc.

También necesitamos de los criminólogos para realizar determinados informes periciales, al respecto os adjunto un excelente artículo de mi compañera Paz Velasco de la Fuente en el que se centraba en la figura del criminólogo como perito.

Ahora que me he centrado en la seguridad privada sigo necesitando  y entiendo como imprescindibles de los conocimientos que adquirí en criminología para poder comprender las causas del delito y prevenirlo.

Los despachos de abogados penalistas deben contar en su equipo con un criminólogo que pueda explicar el porqué de algunos comportamientos, fundamentar una u otra pena o medida para su cliente o para el contrario.

Las empresas de seguridad privada y los directores de seguridad deben tener cerca un criminólogo para poder recopilar datos, estudiar las causas y planificar una buena prevención.

Compañeros, si queremos resultados, hagamos colaboraciones, trabajemos juntos, vayamos de la mano.

 

 

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑