Violencia sexual en espacios de ocio: prevención, detección, atención a las personas afectadas. Protocolos de actuación. Nuevas conclusiones.

En los últimos 7 días he participado en dos actos públicos y otro a puerta cerrada en los que hemos trabajado a fondo sobre la prevención de la violencia sexual en espacios de ocio, su detección y atención a las víctimas.

Ya en el mes de mayo hice un escrito en este blog sobre aquella frenética semana de trabajo al respecto y unas primeras conclusiones que recogí aquí  Y seguí escribiendo para explicar algunas precisiones por ejemplo, sobre la intervención del personal de seguridad privada cuando la víctima no quiere denunciar.

En cuanto a la última semana, el primero de los actos al que acudí fue en BIME PRO en el que fui invitada por Musika Industriaren Elkartea-Asociación de la Industria Musical Vasca y tuve el honor de estar acompañada por Bàrbara Melenchón, Ainara González, Nagore Asla, Oscar Briones e Irati Fernández en la mesa de debate “Diversión sin agresión. Protocolo de actuación en conciertos”.

Fue un debate muy enriquecedor donde pudimos intercambiar experiencias y en el que quedaron claras diversas ideas: es necesaria la formación de todos los que trabajan en un Festival o evento para poder luchar contra la violencia sexual; que esta debe prevenirse desde el momento inicial de planificación de un evento; que hay que involucrar a todos en este compromiso de tolerancia cero, incluidos los asistentes, pero también a los responsables, coordinadores, jefes…; y que son necesarios protocolos para saber cómo actuar en caso de que se produzca un incidente.

 

mie

 

El segundo acto fue en 1ª Jornada EPSEB sobre seguridad en eventos musicales y deportivos  #segues18 donde participé en la Mesa dedicada a esta temática junto a Ariadna Trespaderne (Criminóloga. Miembro del grupo de investigación en perfilación y análisis de la conducta criminal de la Universitat de Barcelona), Ana Gómez de Castro (Product Manager Live Nation Madrid y Profesora e Investigadora en Organización de Eventos) , Bàrbara Melenchón  (Directora del Departamento de Información y Atención a la Mujer, Derecho de Ciudadanía, Cultura, Participación y Transparencia. Ajuntament de Barcelona y Nieves Salobral (Asesora del Área de Políticas de Género y Diversidad del Ayuntamiento de Madrid).  Como moderador nos acompañó Raúl Valera Tena, Director de Seguridad y Emergencias de Madrid Destino, Ayuntamiento de Madrid.

prensa_edicion_191

Destaco algunas ideas básicas de lo que expuse y dejo de lado todo lo que expliqué en cuanto a normativa, procedimiento penal, etc.  aunque sí haré una referencia a ello en las conclusiones finales:

La violencia sexual merece ser tomada en serio. Y no es un ruego, es una exigencia. Por lo tanto hay que profesionalizar el perfil de las personas que están dedicadas a formar, a tomar medidas de prevención, detección y atención.  La lucha contra este problema, no puede separarse de la planificación general de la seguridad del evento, sino que hay que interiorizarla y poner tantos recursos o más que los que se utilizan para prevenir o intervenir ante cualquier otro delito. Para ello hay que respetar las funciones que legalmente tienen determinados agentes que trabajan en el evento, como seguridad pública y privada y personal de control de acceso.

Del mismo modo, la atención a las personas afectadas debe ser realizada por profesionales con una formación adecuada para saber qué decir, cómo tratar y dónde dirigir a esa persona que acaba de sufrir acoso, abuso, agresión o que viene al punto lila a buscar información o a explicar experiencias pasadas o presentes al margen del evento del que se trate.

No puede dejarse este tema en manos de voluntarios sin formación alguna.

Los puntos de atención deben funcionar mientras dura todo el evento, o en su caso, debe quedarse algún responsables para poder atender en caso de que haya alguna incidencia.

SEGUES 1

 

Formación, formación y formación.  En este sentido recordé que a fecha de hoy los Vigilantes de Seguridad privada no tienen ni un solo tema obligatorio relativo a los delitos contra la libertad sexual y por tanto URGE que reciban formación en este ámbito. Este año con el apoyo de la Asociación Mujeres de la Industria de la Música presentamos diversos escritos al respecto- a través del derecho de petición y como alegación al borrador de seguridad privada-  para la modificación del temario que se imparte en seguridad privada.  En el mismo sentido los Controladores de Acceso no tienen un tema específico – ni siquiera entra derecho penal en el temario de Cataluña- por lo que urge que se introduzca como obligatorio en la formación.

Por ello, y mientras no se avance en diferentes propuestas que en estos momentos están en marcha propongo que se realicen cursos de formación especializada a través de las 20 horas obligatorias de reciclaje anual en cuanto a los vigilantes de seguridad privada, o formación ofrecida por las empresas de seguridad, promotores, etc para conseguir que de momento haya unos conocimientos sobre este ámbito.

Esta formación no solo debe ser para seguridad privada, controladores de acceso o auxiliares sino para todas las personas que trabajan en el evento.

segues-2.jpg

 

Los protocolos de actuación han de ser específicos para cada evento. Debe planificarse de acuerdo con las características de la actividad, el recinto, los recursos materiales y personales. Un corta y pega y decir que tienes un protocolo solo para quedar bien a efectos de imagen es, no tomarse en serio el problema.  Una vez más, el protocolo debe estar realizado por expertos con experiencia en redacción e implantación de planes.

SEGUES3

 

Los protocolos y la planificación de la seguridad de un evento debe realizarse con perspectiva de género. Por lo tanto, es absolutamente IMPRESCINDIBLE contar con las mujeres para ello.

SEGUES 4

 

Finalmente expliqué brevemente algunos de los eventos en los que este año he trabajado en este ámbito codo con codo y a pie de pista con las ponentes que venían a continuación – quienes explicaron magníficamente y con mayor detenimiento sus correspondientes iniciativas, buenas prácticas y protocolos en cada uno de ellos-  con Ana Gómez de Castro de Live Nation Madrid en Dcode y DownLoad, con Nives Salobral del Ayuntamiento de Madrid en Mad Cool  y Dcode y con Bàrbara Melenchón del Ayuntamiento de Barcelona en las Fiestas de la Mercè.

SEGUES 5

 

segues-6.jpg

 

A modo de conclusión:

  • Se requieren urgentes modificaciones normativas que recojan las diferentes conductas que constituyen violencia sexual que faciliten su sanción. No tan solo el Código Penal, sino un redactado más adecuado de la Ley Orgánica de Protección de Seguridad Ciudadana (que tipifica como LEVE “la realización o incitación a la realización de actos que atenten contra la libertad e indemnidad sexual, o ejecutar actos de exhibición obscena, cuando no constituya infracción penal”), así como de las normativas autonómicas de espectáculos.
  • Se requiere una modificación de la normativa para que se incluya como tema obligatorio a impartir a seguridad privada el de los delitos contra la libertad sexual, así como que se modifique el temario de los controladores de acceso para incluirles derecho penal y entre los delitos a estudiar los citados, así como las conductas que sin ser delito están recogidas en normativa administrativa o las que no están tipificadas ni como delito ni como infracción pero contra las que podemos actuar de otros modos.
  • Mientras ello no se consiga: FORMACIÓN a través de las empresas de seguridad privada, promotoras, etc.  Esta formación ha de ser impartida a todo el personal que trabaja en un evento.
  • Los protocolos a implantar han de ser específicos para cada actividad.  Deben proteger a asistentes y trabajadores del evento.
  • Se requiere una profesionalización de los puntos lilas, de las personas que forman, de los que redactan e implantan los protocolos. Y todo ello debe estar integrado en la planificación de la seguridad, y por tanto en manos y de forma coordinada con la seguridad que haya en el evento.
  • Debe revisarse todo el recinto y los alrededores para detectar los puntos que pueden ser más peligrosos y adoptar medidas para minimizar el riesgo.
  • Es imprescindible que todo ello se haga con perspectiva de género, para lo cual es imprescindible contar con los ojos, la experiencia y las aportaciones de mujeres expertas, incluso y sobre todo en sectores donde somos minoría como la seguridad pública y privada.

 

Anna Almécija

info@almecija-advocats.com

 

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑