Roskilde (2000): 9 muertos, 34 heridos. Resumen del informe policial que concluye que la causa principal fue el comportamiento de los asistentes.

El Festival Roskilde (Dinamarca) es un evento sin ánimo de lucro – según indican, el 100% de los beneficios es donado a la caridad después del Festival- que se celebra desde 1971. En su página se contiene una amplia información sobre seguridad y bienestar de los asistentes que recomiendo leer y analizar. Podéis encontrarla, en su edición de 2019, en el apartado general de  información práctica y en concreto aquí

Entre otras muchas cuestiones, en la web encontramos una indicación específica:

PicsArt_08-19-10.15.17

Algunos conciertos en el Festival de Roskilde requieren moshing, baile salvaje, etc. Si ve este icono al lado de un acto en el horario, la actividad del público frente al escenario será bastante salvaje, y queremos que tenga cuidado si elige estar al frente.

  • Permitiremos moshing, bailar, etc., en estos conciertos.
  • Sin embargo, tenga en cuenta que no permitimos el crowd-surfing

 

La necesidad de difundir recomendaciones de seguridad y explicar a los asistentes por qué es preciso que un Festival adopte medidas de seguridad y en qué consisten  y mejorar así, en definitiva, la comunicación y la relación con el público, surge en Roskilde lamentablemente después de la tragedia del 30 de junio del 2000: durante el concierto de Pearl Jeam hubo 9 fallecidos y 43 heridos.

Las causas de lo ocurrido fueron diversas, pero se centran especialmente en el comportamiento de los asistentes que se movieron descontroladamente provocando avalanchas y caídas. Fue por ello que no hubo un juicio para depurar responsabilidades penales, pero en el informe policial que  se realizó para analizar el suceso, constan cuestiones muy relevantes de las que aprender y que paso a exponer:

¿ACTUÓ CORRECTAMENTE PEARL JAM?

La policía analiza en su informe si la banda pudo hacer o decir algo que incitara al comportamiento descontrolado de los asistentes.  Contaban con un antecedente: Pearl Jam había actuado previamente en el mismo Orange Stage del Festival Roskilde en 1992. En ese concierto, Eddie Vedder, el cantante principal, saltó al público y se dejó llevar por los brazos en volandas por los asistentes (“Stage Diving” + “Crowd surfering”). En aquella ocasión también hubo algunos enfrentamientos con el personal de seguridad.

Sin embargo, durante el concierto del 30 de junio de 2000, no hubo tales incidentes.  Eddie Vedder se dirigió en contadas ocasiones a la audiencia y nada de lo que dijo o hizo, ni él ni el resto de artistas, pudo alentar a los asistentes a comportarse  de manera descontrolada, salvaje o violenta.

EL SONIDO 

Varios testigos declararon que el sonido durante el concierto fue pobre, bajo, poco claro y sin graves, en particular a una distancia del escenario y a los lados.

Al margen de los problemas técnicos que pudo haber, se concluye que las condiciones climáticas (frío, lluvia y viento) afectaron la percepción del volumen y calidad de sonido y ello provocó que más asistentes de los esperados trataran de llegar  frente al escenario para escuchar mejor el concierto.

LAS CONDICIONES DEL SUELO, LAS CLIMÁTICAS Y LAS DE RESPIRACIÓN DE LOS ASISTENTES 

Varios testigos coincidieron en decir que la superficie del recinto era resbaladiza y fangosa lo que provocó que cayeran al suelo. Sin embargo, otros afirmaban que era firme y dura pero húmeda.

La policía concluye que el suelo era muy húmedo, pero no realmente fangoso a pesar de la lluvia.  El Instituto de Geotecnia realizó un informe para determinar si era resbaladizo o estaba embarrado en el momento del accidente y confirmó la conclusión de la policía.

En esta imagen, posterior a la tragedia, se puede apreciar cómo estaba la superficie:

fV2VCFWco7NqNDWza6VEv8hwbec

Asimismo, muchas personas declararon que era difícil respirar debajo de la altura del hombro y en particular cerca del suelo, y que el aire era muy cálido y húmedo.  

Varios expertos declararon que la concentración de dióxido de carbono (C02) se incrementó fuertemente debido al aire exhalado y al aire estancado de la multitud de asistentes, lo que puede conllevar a un sopor progresivo; altas concentraciones de C02 pueden ser casi tóxicas y pueden causar problemas respiratorios.

En el informe se manifiesta que el clima frío, lluvioso y ventoso hizo que muchas personas llevaran demasiadas capas de ropa, lo que hacía que muchas de ellas transpiraran mucho y eventualmente sufrieran los efectos de la deshidratación. 

Además, se señala que en situación de pánico puede ocurrir hiperventilación, es decir, la respiración se vuelve muy rápida y la persona experimenta falta de aliento, lo que crea la sensación de no poder  respirar.

La policía concluye que la sensación de no poder respirar también empeoró una situación ya tensa.  

LA SECUENCIA TEMPORAL

La policía analiza cuánto tiempo transcurrió entre que ocurrieron los primeros problemas y se detuvo la música.  Para hacerlo se han basado en grabaciones de los propios asistentes y el inicio y final de llamadas de móviles.  Se hizo una “reconstrucción” para saber  a qué hora se inició el concierto y se tocó cada canción hasta que se detuvo la música y así consta en el informe:

22.35.15: Corduroy
22.39.54: Breakerfall
22.42.32: Hail hail
22.45.55: Animal
22.48.39: Given to fly
22.52.44: Even flow
22.58.16: MFC
23.00.44: Habit
23.04.39: Better man
23.08.41: Light years
23.13.28: Insignificance
23.18.05: Daughter
23.24.30: La música se detiene
23.32.06: Se recibe la primera llamada a emergencias

LOS ASISTENTES

Las previsiones para el concierto eran de que habría una gran multitud presenciando el concierto de Pearl Jam. Era uno de los principales nombres del Festival y es una banda con muchos aficionados en Dinamarca. Además, no había actuado allí desde 1992, cuando también actuó en Roskilde como he indicado previamente.

La banda anterior que tocaba en el mismo escenario, Kent, también tuvo una gran asistencia y muchas de esas personas se quedaron a ver a Pearl Jam. Asimismo, otros también estaban allí ya ubicados en el orange stage para ver el concierto de después, el de The Cure.

La policía considera que no es posible establecer exactamente cuántos asistentes estuvieron presentes en Pearl Jam, pero se estima que unos 50.000.

Al comienzo del concierto, el público comenzó a moverse. La presión vino principalmente de los lados y por detrás.

Los testigos declaran que no podían levantar los brazos por encima de la cabeza y que sus pies no tocaban el suelo. También explican que si levantaban un pie luego no encontraban espacio para volver a pisar el suelo.  Las avalanchas provocaban que los asistentes se golpearan contra las vallas.

Hay muchos testigos que cuentan que habían grupos de personas que formaron cadenas tomándose entre sí debajo de los brazos, formando lo que algunos llaman un “tren”, donde se abrazan por el hombro y así fuerzan un camino a través de la multitud. Especialmente estos movimientos fueron violentos cuando en el Green Stage acabó el concierto de la banda Travis, aproximadamente a las 22.30 horas y sumándole a esa hora los 15-20 minutos hasta que los asistentes del Green llegaron al Orange Stage.

Muchos miembros del público que estaban cerca del escenario se sintieron asustados e inseguros y quisieron salir de allí. Y para conseguirlo empujaron violentamente o utilizaron el crowd-surfing dejándose llevar en volandas.

EL CROWD-SURFING

El “crowd surfing” es aquella práctica por la cual en conciertos el artista camina por encima del público y de este modo, pasa por los hombros y cabeza de los que están disfrutando del concierto o se deja llevar por ellos. Ocurre que esta práctica se realiza también por los asistentes a los Festivales con el consiguiente peligro que ello conlleva.

El “crowd surfer” es pasado por encima de las cabezas de la gente, que aguanta el peso de la persona con sus manos. En la mayoría de los conciertos y festivales el “crowd surfer” será conducido hacia la parte delantera. Una vez allí, en ocasiones, son llevados a un lado o incluso expulsados del lugar, dependiendo de la política aplicada en el evento de que se trate, ya que en muchos está prohibido.

El crowd surfing generalmente solo se hace cuando hay una masa de público lo suficientemente densa como para sujetar el cuerpo.

En Roskilde, ya había mucha gente “surfeando” desde el comienzo del concierto de Pearl Jam, algunas personas lo hacían por diversión, pero muchas se dejaron llevar en volandas – como he avanzado- porque querían salir de allí ya que sentían que la presión era demasiado grande y les era difícil o imposible alejarse de la zona por su cuenta.

Los asistentes empezaron a caerse “como casi en efecto dominó” dice el informe de la policía.  Muchos eran empujados o presionados, no podían mover sus pies y caían. Esto creó agujeros en la multitud y muchos “surfistas” también acababan cayendo ya que no había nadie para aguantarlos. Se crearon “hoyos” que algunos testigos indican que eran de 2 x 3 e incluso de 5 x 5 con entre 30-50 personas caídas al suelo.

Los testigos enlazan sus recuerdos con la canción que sonaba en ese momento, lo cual se utiliza por la policía para concretar la hora y minuto en la que ocurrieron los hechos.  Parece ser que los asistentes comenzaron a caerse alrededor de las 23:06 horas durante el número Better Man; sin embargo, otros apuntan a las 23:10 horas y 23:15 horas, e incluso más tarde, cuando la música se detiene a las 23:24h.

LA ORGANIZACIÓN DEL FESTIVAL: PROBLEMAS DE VISIBILIDAD, INTERVENCIÓN, COMUNICACIÓN… ¿QUIEN TIENE COMPETENCIA PARA DETENER EL CONCIERTO?

La policía en su informe enumera y describe brevemente las funciones del personal que trabaja en el Festival y que estaban aquella noche trabajando en el Orange Stage y hace referencia a cuestión relevante: la dificultad del personal de seguridad para percibir los problemas que había y para llegar físicamente a los asistentes.

De las testificales recogidas se demuestra nadie tenían claro quién de todos ellos tenía la potestad para detener el concierto. La indicación se dio varias veces por diferentes personas pero nadie ejecutaba la orden. Las comunicaciones de la emisora eran mensajes que no iban dirigidos a nadie en concreto y por tanto nadie se daba por aludido directamente.

La policía considera que esta falta de coordinación provocó que se perdieran demasiados minutos hasta que se detuvo la música y se pudo mejorar la situación que había entre los asistentes.

También se señala en el informe que el hecho de que detener un concierto se considera algo “anormal”. Se cita como antecedente “Han pasado 16 años desde la última vez que un concierto tuvo que ser detenido en el orange stage y fue porque se arrojaban objetos al escenario”   Por ello, es lógico que la opción de detener el concierto sea la última posibilidad y había mucha incertidumbre sobre quién debía tomar esa decisión.

LA MÚSICA SE DETIENE: LOS MENSAJES A LOS ASISTENTES

Después de que se detuviera la música, el cantante de Pearl Jam, Eddie Vedder, se dirigió a las 23:25 horas aproximadamente al público para pedir que retrocediera dos o tres pasos porque algunas personas habían resultado heridas.

Minuto 49.30h del video:

“Thanks a lot, I need to tell you something, it has nothing to do with music, it has something to do with personal safety, you guys are amazing, but there seems to be a problem up front here, and I’m gonna ask you to stop for five minutes, all right, so we will not have any music for five minutes, and I want you to pretend that I’m your best friend, and do me a favor OK? Because you have some other best friends up front here, that are hurting OK? So if you take three steps back, and I’ll ask you to count to three OK? … So let’s try it together OK? Give me an answer: Yes, if you want to help me. All right, … I will count to three, and I want you to take two steps back OK? One, two, three”

Sin embargo, tuvo que repetir el mensaje ya que nadie se movía. También un responsable de la gira se acercó al micrófono y repitió la petición.

Según los testigos pasaron entre 5 a 10 minutos antes de que la audiencia retrocediera lo suficiente como para permitir el paso de la ayuda y mejorar la situación. 

Los asistentes no querían irse, creían que el concierto se reanudaría, cantaban canciones del grupo esperando que continuara.

Todo ello puso en evidencia que el mensaje de lo que estaba ocurriendo y lo que se necesitaba del público no fue claro y dificultó las labores de ayuda a víctimas y heridos.

LA ASISTENCIA MÉDICA

El Festival de Roskilde contaba con un equipo voluntario de médicos y enfermeras, dividido en equipos. Había ocho médicos y dos enfermeras de guardia en el  Orange Stage durante el concierto de Pearl Jam. Había un equipo de médicos en el Techno Stage y el Green Stage, y un equipo médico móvil que podía ser convocado a cualquier área.

El líder coordinador del equipo de médicos declaró que estuvo presente en la carpa de primeros auxilios cerca del escenario naranja durante el concierto con Pearl Jam.

Entre las 23:00 y las 23:30 horas, solo había dos personas bajo tratamiento, que era menos de lo habitual. Pero mientras la música seguía sonando, le dijeron que había “cinco personas allá afuera” y entonces diez personas fueron llevadas a la carpa con insuficiencia cardíaca. Se hicieron intentos de resucitación. Cinco fueron declarados inmediatamente muertos, mientras que otros tres fueron declarados muertos a su llegada al hospital.

LAS VÍCTIMAS MORTALES Y LOS HERIDOS

Durante el concierto ocho jóvenes murieron de inmediato y el 5 de julio de 2000 otro joven murió como resultado del accidente. Tenían entre 17 y 26 años. La causa de la muerte para todos ellos fue sofocación después de la compresión / presión de la caja torácica. Una víctima también tenía una costilla fracturada. Todas tenían abrasiones o hematomas en varios lugares del cuerpo y en la cara.

Se tomaron muestras de sangre de las primeras ocho víctimas. Todas tenían de pequeñas a moderadas concentraciones de alcohol de 0.03 a 1,68. Ninguna estaba bajo la influencia de estupefacientes.

Además, 34 personas heridas fueron trasladadas al Hospital después del accidente.  No se conoce el número exacto de personas que fueron asistidas en el Festival sin ser trasladados al Hospital.

CONCLUSIÓN DEL INFORME POLICIAL

El informe policial concluye que el accidente y sus graves consecuencias son el resultado de una cadena de circunstancias desafortunadas. Señalan como causas el clima, las condiciones de aire y del sonido, así como el comportamiento de los asistentes que – según el informe- debe ser considerada como la razón más importante del accidente.

Las consecuencias se agravaron ya que no se reconoció rápidamente que la situación era crítica y  por las dudas sobre la cadena de mando y los mensajes, en la creencia de que la situación podría ser resuelta únicamente desde el área frontal. La idea de que detener la música fue acertada, pero se tardó mucho tiempo en conseguir que los asistentes retrocedieran.

La policía consideró que no había base para incoar una investigación penal sobre el accidente.

FUENTES Y MATERIALES
Además de los enlaces que constan en el cuerpo del escrito, he consultado:

 

Y numerosos documentos de

https://www.workingwithcrowds.com/roskilde-festival-2000/

 

 

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑